Saltar al contenido.

25 mayo, 2011

Christine Lagarde, apuesta europea para retener las riendas del FMI

por eduardoacc82

Christine Lagarde

La ministra francesa de Economía, Christine Lagarde, anunció su candidatura para liderar el Fondo Monetario Internacional (FMI) y pasó a ser la principal apuesta de Europa para conservar el cargo pese a las objeciones de países emergentes.

“Esta decisión la tomé tras una cuidadosa reflexión”, dijo Lagarde al confirmar este miércoles su intención de reemplazar en la jefatura del FMI a su compatriota Dominique Strauss-Kahn, que renunció la semana pasada para enfrentar cargos por un presunto ataque sexual en Nueva York.

De 55 años de edad y considerada un personaje singular en el mundo de las finanzas, Lagarde dijo que espera aportar al organismo su experiencia como “abogada, líder empresarial, ministra de Economía y mujer”.

Su candidatura cuenta con un creciente respaldo en Europa, que aspira a mantener vigente un pacto informal con Estados Unidos por el cual le corresponde ocupar el máximo puesto del FMI.

Sin embargo, en otra señal de una incipiente disputa global por el cargo, representantes de Brasil, China, India, Rusia y Sudáfrica afirmaron el martes que ese pacto es “obsoleto” y afecta la “legitimidad” del Fondo.

México también busca acabar con el tradicional liderazgo europeo del FMI y propuso al presidente de su banco central, Agustín Carstens, para reemplazar a Strauss-Kahn en el organismo con sede en Washington.

“Ser europeo”

Haciendo gala del estilo directo que la ha caracterizado en los últimos tiempos, Lagarde respondió en su conferencia de este miércoles a los cuestionamientos para que un europeo siga al frente del FMI.

“Ser europeo no debería ser un handicap ni una ventaja”

Christine Lagarde

La ministra francesa, que aspira a ser la primera mujer en liderar el FMI en sus 65 años de historia, negó que el organismo pertenezca a alguien en particular y dijo que “ser europeo no debería ser un handicap ni una ventaja”.

Pero como ha hecho la canciller alemana Angela Merkel -que respalda su candidatura al igual que el ministro británico de Finanzas, George Osborne- Lagarde aludió a la importancia actual del FMI para Europa.

El organismo monitorea ayudas financieras por cerca de US$140 mil millones a Grecia, Irlanda y Portugal y Lagarde dijo que su conocimiento personal de Europa puede resultar útil en esta coyuntura.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, también anunció este miércoles su apoyo a la candidatura de Lagarde.

Ante las dudas expresadas por Brasil y otros países sobre si el próximo jefe del FMI deberá sólo concluir el mandato de Strauss-Kahn que caducaba en 2012, Lagarde aclaró que su aspiración es ocupar el cargo por cinco años.

Desafíos

Pese a aparecer hoy como favorita, Lagarde enfrenta algunos desafíos para lograr convertirse en la próxima jefa del FMI.

Uno de esos retos es la inédita declaración que realizaron los directores de Brasil, China, India, Rusia y Sudáfrica en el FMI, cuestionando la vigencia del pacto no escrito para que el cargo siempre vaya a un europeo.

Los denominados BRICS señalaron que una “representación adecuada de los mercados emergentes y miembros en desarrollo en la gestión del Fondo es fundamental para su legitimidad y efectividad”.

También reclamaron un proceso de selección “realmente transparente, basado en el mérito, y competitivo”.

Otro posible obstáculo en el camino de Lagarde hacia la jefatura del FMI la plantea la posibilidad de que la justicia francesa decida investigarla por presunto abuso de poder como ministra de Economía.

Este caso se centra en una disputa que Bernard Tapie, un millonario aliado del presidente francés Nicolas Sarkozy, tenía pendiente con el Estado y se resolvió a su favor después que Lagarde la pasara a un arbitraje en 2007.

Un fiscal público reclamó este mes abrir una investigación judicial al respecto y una corte francesa debe resolver si indagar a Lagarde el 10 de junio, justo cuando se cierran las nominaciones a la jefatura del FMI.

Lagarde aseguró este miércoles que tiene la “conciencia tranquila” en torno a este caso: “Actué con total respeto de la ley”, aseguró.

Una ministra especial

En ciertos aspectos, Lagarde está lejos de tener el perfil clásico de un jefe del FMI.

En lugar de ser economista, esta ex campeona de nado sincronizado que habla un perfecto inglés llegó como abogada a presidir Baker & McKenzie, uno de los bufetes de derecho internacional más prestigiosos del mundo.

Lagarde y Strauss-Kahn han coincidido en múltiples eventos de alto nivel.

Pero en 2005 dejó la firma con sede en Chicago para integrar el gobierno del entonces presidente francés Jacques Chirac en la cartera de Comercio Exterior.

Tras el triunfo electoral de Sarkozy en 2007, Lagarde fue nominada ministra de Agricultura y finalmente pasó a ser la primera mujer que encabezó el ministerio de Economía en Francia.

A pesar de la inexperiencia que algunos le achacaban en temas financieros y a la crisis económica global de 2008, Lagarde siguió hasta hoy en el cargo como una de las figuras más respetadas del gobierno francés.

Una encuesta reciente de la firma BVA para el semanario L’Express indicó que 36% de los franceses y la mayoría de los votantes de derecha desean que tenga más influencia en la vida política del país.

Su lenguaje directo ha generado más de una sorpresa. A los franceses llegó a recomendarles que “anden en bicicleta” debido al aumento del combustible y en foros internacionales habló a favor de una mayor regulación de los mercados financieros.

Un ex economista jefe del FMI, Kenneth Rogoff, destacó la semana pasada en el diario the New York Times su astucia política y su fuerte personalidad como virtudes de Lagarde.

“En las reuniones de finanzas alrededor del mundo, es tratada prácticamente como una estrella de rock”, dijo Rogoff.

Del mismo modo que lo hizo Strauss-Kahn en 2007, Lagarde señaló que está dispuesta a emprender una gira internacional para reunir apoyo a su candidatura al FMI.

Aunque el apoyo de países emergentes a sería importante para darle legitimidad a su nominación, la clave radica en la decisión que adopte Estados Unidos, que junto a Europa tiene mayoría de votos dentro del FMI.

Algunos analistas dan por hecho que Washington apoyará finalmente a Lagarde.

Pero este miércoles el secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, evitó apoyarla expresamente y declaró que tanto Lagarde como Carstens son dos candidatos “muy creíbles”.

Lagarde reveló que habló con su competidor mexicano hace un par de días y sostuvo que ambos están “contentos con la competencia”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nota: HTML está permitido. Tu dirección de correo electrónico nunca se publicará.

Suscribirse a comentarios

A %d blogueros les gusta esto: