Saltar al contenido.

1 junio, 2011

Los nuevos enigmas del vuelo AirFrance 447

por eduardoacc82

La publicación de un informe sobre los últimos minutos del vuelo 447 de Air France que cayó al océano Atlántico hace exactamente dos años abrió una nueva serie de preguntas sobre las causas del accidente que mató a 228 personas.

Las dudas sobre eventuales fallas técnicas o humanas tras el informe divulgado el viernes por los investigadores franceses marcan el segundo aniversario de la tragedia que se conmemora este miércoles en Francia.

El informe se basó en los registros de las cajas negras del vuelo entre Río de Janeiro y París, recuperadas en mayo a 3.900 metros de profundidad oceánica, pero careció de un análisis de los hechos.

Lea también:

Caída del A330 de Air France tardó cerca de 4 minutos

 

Recuperan 77 cuerpos del accidente de AirFrance que cubría la ruta Rio – París

En particular, el texto reseñó cómo los pilotos buscaron sin éxito mantener en el aire al avión tras una inconsistencia en sus mediciones de velocidad y una sorpresiva desconexión del piloto automático.

Mientras la Oficina de Investigación y Análisis francesa (BEA por sus siglas en francés) prepara una explicación preliminar del accidente para julio, los expertos creen que el misterio del vuelo AF447 sigue vigente.

“El informe (sobre el contenido de las cajas negras) genera más preguntas que las que responde”, dijo Paul Hayes, director de seguridad de la consultora aeroespacial Ascend Worldwide, con sede en Londres.

“Ahora que sabemos qué pasó, la pregunta es por qué”, agregó Hayes en diálogo con BBC Mundo.

Sin piloto automático

La primera incógnita que surge del informe divulgado por la BEA es por qué se desconectó el piloto automático del Airbus 330 en la noche del 31 de mayo al 1º de junio de 2009.

El texto divulgado por los investigadores franceses indicó que el piloto automático dejó de funcionar dos minutos después que aumentara ligeramente el nivel de turbulencia que enfrentaba el avión.

En ese momento, de acuerdo al reporte, también se registró una “caída brutal” en la velocidad marcada en uno de los medidores del Airbus y luego en otro.

Con base en varios incidentes previos, diversos expertos advirtieron desde 2009 que la caída del Airbus pudo ser consecuencia de un congelamiento de sus sensores de velocidad marca Pitot, del fabricante francés Thales.

Tras el informe de la BEA del viernes, Air France también señaló esos aparatos como el posible origen de los problemas del vuelo AF447.

“Parece que el fallo en los sensores de velocidad (del avión) es el evento inicial que provoca la desconexión del piloto automático”, sostuvo la compañía aérea.

Sin embargo, Hayes advirtió que eso “no está dicho específicamente” en el informe de la BEA.

Nariz arriba

Otra pregunta importante es por qué las órdenes del piloto al mando “fueron principalmente de elevar la nariz” del avión después de la pérdida del piloto automático, como consignó el informe de la BEA.

Esas órdenes se mantuvieron a pesar de que se activó repetidamente la alarma de pérdida del Airbus, que indica el riesgo de falta de sustentación del avión debido a una disminución en el flujo de aire sobre las alas.

Una respuesta habitual a ese problema es bajar la nariz del avión para ganar velocidad y recuperar sustentación.

Pero la acción del piloto al mando del vuelo AF447 fue “lo opuesto a lo que uno esperaría”, dijo Hayes.

De hecho, después que se activara la alarma de pérdida el avión alcanzó su altura máxima de 38.000 pies (unos 11.500 metros) antes de iniciar su caída de tres minutos y medio, a una velocidad de unos 50 metros por segundo.

Los investigadores franceses han dicho que una de las incógnitas que intentarán responder ahora es por qué las órdenes de pilotaje fueron principalmente de levantar la nariz del avión.

Una posible explicación es que la confusión reinante en la cabina, la falta de mediciones confiables de velocidad y la oscuridad y condiciones climáticas exteriores impidieron a los pilotos entender el problema que enfrentaban.

De hecho, un informe de expertos solicitado por la justicia francesa advirtió en marzo sobre el desconcierto que pueden generar las “múltiples alarmas” que se desatan tras una avería en los sistemas de Airbus, según informó el diario local Libération.

El informe de la BEA, que contiene una transcripción parcial del diálogo grabado en la cabina, carece de indicaciones de que los pilotos hayan notado que la alarma de pérdida se había activado.

“Uno imaginaría que no se dieron cuenta de lo que estaba pasando, debido a sus respuestas”, sostuvo Hayes. Pero aclaró que, por el momento, eso es sólo una hipótesis.

¿Preparación insuficiente?

El informe de la BEA también ha renovado las dudas sobre el entrenamiento que tenían los pilotos del vuelo AF447 para reaccionar correctamente ante los problemas que enfrentaron.

Después de la tragedia, Airbus ha enfatizado en la necesidad de que los pilotos bajen la nariz del avión ante una alarma de pérdida, para reducir su “ángulo de ataque” entre el eje longitudinal de la aeronave y el flujo de aire.

Pero el panel de expertos consultado por la justicia francesa indicó que al momento del accidente “las tripulaciones no estaban preparadas para hacer frente” a problemas causados por fallas en los sensores de velocidad de los Airbus.

Esta conclusión se obtuvo tras el análisis de nueve incidentes similares con aviones de Air France antes de la tragedia y fue la que llevó a una jueza francesa a investigar a la aerolínea y a Airbus por presunto “homicidio involuntario”, según Libération.

“Después del accidente, todos los pilotos de Air France tuvieron una sesión de simulación especial sobre este tipo de averías para ver cómo reaccionar”, dijo François Hamant, presidente del sindicato Alter de pilotos de la aerolínea francesa, en diálogo con BBC Mundo.

“Es una avería muy difícil de controlar”, agregó Hamant y admitió que pudo haber errores de pilotaje.

Sin embargo, dijo que la pregunta clave sigue siendo por qué Air France mantuvo los sensores Pitot en sus aviones hasta el accidente, pese a los incidentes previos y a que otras aerolíneas habían optado por cambiarlos.

“Estamos convencidos de que Air France disponía antes de este vuelo de información sobre los sensores que se averiaron y que son la causa de todo”, sostuvo. “Sin la falla de los sensores, el avión llegaba a destino”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nota: HTML está permitido. Tu dirección de correo electrónico nunca se publicará.

Suscribirse a comentarios

A %d blogueros les gusta esto: