Saltar al contenido.

26 agosto, 2011

Al menos 53 muertos por masacre e incendio en un casino de México

por eduardoacc82

El sitio fue atacado por presuntos sicarios que tiraron granadas, dispararon y luego lo incendiaron.

Alrededor de 50 personas murieron en un ataque a un casino de la ciudad mexicana de Monterrey (norte), que provocó un gran incendio, dijo a la prensa el fiscal del estado de Nuevo León, Adrián de la Garza.

El procurador general de Justicia, Adrián de la Garza, advierte que el número podría aumentar, y presume que un cartel de narcotráfico aparentemente fue el responsable del ataque.

El gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, informó que la cifra de muertos tras el ataque al casino Royale de Monterrey asciende a 53.

Minutos antes, Jorge Camacho Rincón, director de Protección Civil del estado de Nuevo León, cuya capital es Monterrey, había informado de 22 muertos, pero alertó que el número podría subir,ya que aún no han recorrido todo el lugar que fue consumido por el fuego.

Otras fuentes periodísticas aseguran que suman 34 los muertos. Por ahora no se tiene la cifra de heridos. Camacho Rincón explicó que cuando los atacantes dispararon la gente corrió a los baños para protegerse, pero no sabía que los sicarios iban a prenderle fuego al lugar. Eso provocó que muchos murieran intoxicados.

Los bomberos y socorristas tuvieron que romper las paredes con una máquina retroexcavadora para rescatar a personas atrapadas y a los cadáveres. Menos de 24 horas antes otro casino fue atacado con una granada en la vecina ciudad de Saltillo, en el estado de Coahuila.

Los testimonios del infierno que vivieron las personas que lograron salir del lugar empezaron a conocerse, mientras familiares de las víctimas buscaban desesperados en una lista de nombres de una docena de heridos que fueron trasladados a hospitales, para saber si allí se encontraban sus allegados.

“Entraron las personas (al casino), vi a uno de ellos, era pelón, nos dijo unas palabras horribles y luego nos gritó ‘todos al piso'”, comentó a la prensa un testigo que pidió el anonimato.

“No sé si haya un arma que haga un ruido similar pero fue un estruendo impresionante, no quiero volver a vivir eso”, añadió el testigo, quien narró que él y otras personas tuvieron que subir al techo del edificio para escapar del fuego.

El casino es propiedad del Grupo Royale, que posee establecimientos en las ciudades de Monterrey, Mazatlán, Los Cabos y Escobedo.

El casino siniestrado, que abrió hace tres años y medio, tiene dos plantas. En el primer piso hay un bingo con capacidad para 250 personas, máquinas tragamonedas, ruletas y apuestas deportivas y en la segunda planta tiene mesas de póquer.

Versiones periodísticas señalan que varios casinos de Monterrey, Nuevo León, han sido atacados -el último, en mayo pasado- porque sus dueños se han negado a pagar extorsiones, otra fuente de ingresos de los narcotraficantes.

Calderón convoca gabinete de seguridad tras ataque

El presidente de México, Felipe Calderón, convocó para este viernes una reunión de su gabinete de seguridad nacional para analizar la respuesta contra los responsables del ataque al casino.

Calderón ha “convocado al gabinete de seguridad para tener una reunión extraordinaria” y analizar datos de inteligencia “para poder dar una respuesta contundente contra los delincuentes que han perpetrado estos actos indecibles”, dijo Alejandro Poiré, secretario Técnico del Consejo de Seguridad.

El presidente de México condenó el ataque en su cuenta de Twitter. “Con profunda consternación expreso mi solidaridad con Nuevo León y con las víctimas del aberrante acto de terror y de barbarie”, dijo el mandatario.

El gobierno mexicano calificó el ataque como “un acto de terror, indecible, repugnante, inadmisible en contra de quienes se encontraban en un centro de esparcimiento”.

Poiré aseguró, en un mensaje a la prensa, que los responsables no quedarán impunes.

La situación de Monterrey

El estado de Nuevo León es uno de los escenarios más afectados por las pugnas entre narcotraficantes, que junto con los operativos de las fuerzas de seguridad han dejado un saldo de más de 41.000 muertos desde diciembre de 2006, cuando el gobierno puso en marcha una estrategia para combatirlos con la participación del Ejército.

Monterrey, polo industrial del norte de México y sede de firmas trasnacionales, se convirtió desde el 2010 en escenario de una lucha feroz entre el cartel del Golfo y sus antiguos aliados Los Zetas, una organización integrada por ex militares desertores.

Esta ciudad, la tercera más grande de México, había vivido en julio pasado su semana más trágica con al menos 71 asesinatos atribuidos a carteles de las drogas, que se desencadenaron por un ataque a un bar que dejó 21 muertos el pasado 9 de julio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nota: HTML está permitido. Tu dirección de correo electrónico nunca se publicará.

Suscribirse a comentarios

A %d blogueros les gusta esto: